Consulta en Psicología y
Psicoterapia

Niños

Adolescentes

Adultos

Familias

Parejas

Consulta en Psicología y Psicoterapia

Adultos

Las psicoterapias dinámicas, en plural porque no se trata de una sola forma de psicoterapia sino de un natural enlace entre dos participantes que modela un encuentro genuino que consiste en transformar la forma de construir la realidad de uno, el que pide ayuda a través del método que brinda el terapeuta, una guía de búsqueda, sostén emocional, apoyo y ayuda.

El objetivo no es la dependencia sino la autonomía del individuo que solicita ayuda. Dicha persona puede sufrir síntomas, no encontrar un sentido a lo que le rodea, no encontrarse satisfecho consigo mismo o quizá tener dudas con respecto a su papel en el mundo.

Se busca un cambio estructural, una modelación en el fondo de la persona, esto es, en su forma de relacionarse con el otro, en la forma de sentir, en la manera de valorarse (identidad, autoestima), también en las formas de pensar e interpretar la realidad. Su mundo interno queda abierto en el espacio terapéutico de la psicoterapia dinámica.

En esta forma de trabajo en psicoterapia lo importante es el sujeto en cuanto pensante y deseante, también importa los síntomas que porta a la consulta pero los síntomas (fobia, angustias, depresión, manías, vacios, fracasos o desesperanza) son entendidos como emergentes de un malestar previo, como significantes, como rastros de sufrimiento.

Las psicoterapias dinámicas consideran que el cambio se produce a través de un vínculo con el terapeuta, en el desarrollo y análisis de la transferencia, que nos abrirá las puertas a lo inconsciente. Esto último, es todavía para algunos sospechoso como lo fue en su día Copérnico o Darwin, los neurólogos saben que no procesamos toda la información de manera consciente y los cognitivistas emplean la expresión “pensamiento automático”. 

Las psicoterapias dinámicas ofrecen un marco de confianza para que el paciente pueda ir elaborando sus conflictos con el entorno. En dicho proceso la persona que consulta se despliega ofreciendo a este trabajo una extensa fuente de información para aprehender la estructura de personalidad de dicha persona, la “arquitectura sentimental” del sujeto, la “gramática de su fantasía”, sus deseos, sus anhelos, sus motivaciones y poder deconstuir los moldes que le hacen sufrir y poder reconstruir o construir unos nuevos. Por tanto en dichas psicoterapias, el terapeuta es activo pero también lo debe ser el paciente.

Depresión

Ansiedad-angustia

Temores y Fobias

Obsesiones y compulsiones

Incapacidad para las relaciones

Baja estima y valoración personal

Sentimientos de vacio

Psicosomática

Rehabilitación cognitiva para Mayores y afectados neurologicos